Inicio » Destacado » Se hizo justicia: “El Ombú” fue distinguido por el Intendente

Se hizo justicia: “El Ombú” fue distinguido por el Intendente

Cuando alguien pregunta dónde encontrar las mejores comidas caseras que se sirven al mediodía por Lanús oeste, la respuesta es una y no se hace esperar: “andá al Ombú”. Entrar en él es como entrar a la cocina de una casa.

Hace más de medio siglo que don Osvaldo Manuel Núñez, conocido por todos como “Coco”, tuvo la idea de crear un lugar donde los obreros de la fábrica de pinturas ATA y otras de alrededor, pudieran comer una excelente comida, en un ambiente familiar, con precios accesibles y sentirse atendidos como lo haría mamá o la “nona” en su casa.

El proyecto fue realidad y Coco junto a su familia se instaló en la esquina de la avenida San Martín y Carlos Tejedor, lugar donde lo más visible era un ombú que todavía sigue enhiesto y vital.

Al principio allí, había cancha de bochas, que Coco tuvo que cerrar para evitar discusiones y reyertas entre los concurrentes. Cuenta Héctor que el “copetéo” y el desayuno constituían un folclore matinal. El “Ombú” era la parada obligada y previa hacia el camino laboral. “En ese entonces abríamos también a la noche, dedicándonos más a la parrilla”.

Cuando el emprendimiento ya era un éxito, vino el pedido de desalojo; “fueron años duros”, pero en junio de 1979 pudimos comprar la esquina de Felipe Llavallol y Estados Unidos lugar donde desde ese momento nace “El Nuevo Ombú” a una cuadra del anterior.
Cuando Héctor recuerda esa etapa se emociona y reconoce que “fueron muchas las personas que hicieron posible que compráramos esta casa. Es que Papá, además de trabajar en el negocio, era empleado del Registro Civil de Lanús, cuando su jefe era el escribano Lanusse, y allí supo cosechar amigos que nos dieron una mano que siempre recordaremos”.

Si a algún asiduo comensal como Bilevich o Aldo Camoia, se le pregunta por qué teniendo una posición económica solvente, van al “Ombú”, contestan “porque es como nuestra casa, la carta está escrita en pizarrones verdes con tiza blanca, en cada lugar visible, y allí sabemos que un exquisito salmón, una entrada primavera, un matambre a la pizza, un inmenso bife de chorizo, o un mondongo o locro; si hace frio, te está esperando hecho como lo hacía la vieja”.

Además, “El Ombú es una prolongación de tu casa, te encontrás con amigos que quizás hacía tiempo no veías. Al entrar o al salir, es casi un ritual decir “buen provecho”; y como si esto fuera poco, los precios son recontra accesibles”.

Hoy al mediodía, el intendente Néstor Grindetti, visitó el viejo restaurante del barrio, ubicado casi en la triple frontera de Pompeo, El Edén Argentino y Villa Internacional de Lanús oeste y entregó la distinción “Valores del barrio” a los hermanos Núñez y a su madre.

“El Nuevo Ombú”, dijo Grindetti, “resiste al paso del tiempo a fuerza de la calidad de lo que ustedes hacen junto a la atención y compromiso que se imponen cada día. Para nosotros concretar este tipo de iniciativas hace que cumplamos con el objetivo de fomentar el sentido de pertenencia e identificación de los vecinos con el lugar en el viven, reconociendo los valores sociales e históricos de los lanusenses con su tierra y así de esa manera contribuir a fortalecer nuestra autoestima como sociedad”.

Vale la pena creer que cuando todos se fueron; a una cuadra del lugar, mirando por la calle Estados Unidos, los duendes del viejo Ombú estaban felices porque sus hojas que supieron de los sueños de Coco y la familia Núñez para vivir y progresar con dignidad, hoy se hicieron realidad..

Quizás te pueda interesar

Se clausuró una proveeduría no habilitada

La dirección de control comunal a cargo de su director, Carlos Tagliafico, clausuró una proveeduría …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *