Inicio / Destacado / Aníbal Fernández en alarma por la acusación contra Pablo Paladino ligado al Colegio de Abogados local. Las coimas se registraban con apodos: Papa y Cristina
Paladino y Fernández cuando las mieles del poder hacían sonreír

Aníbal Fernández en alarma por la acusación contra Pablo Paladino ligado al Colegio de Abogados local. Las coimas se registraban con apodos: Papa y Cristina

La acusación contra el abogado de Lanús, estrechamente ligado al Colegio de Abogados de Avellaneda-Lanús y ex funcionario kirchnerista, Pablo Paladino, por haber recibido coimas tiene un fuerte impacto en Aníbal Fernández, muy vinculado al ex coordinador del Fútbol Para Todos que en la víspera salió furioso a hacer su descargo e insultó al denunciante Alejandro Burzaco.

Como contó La Gaceta, Burzaco -ex CEO de Torneos que se encuentra en libertad condicional en Nueva York- declaró en la causa conocida FIFAGate y admitió haber pagado sobornos por cuatro millones de dólares a Paladino y Jorge Delhon, cuyo suicidio generó conmoción en la noche del martes.

Fernández encendió de inmediato la alarma porque Paladino es un hombre de su riñón. Es que el programa de Fútbol para Todos -y los funcionarios encargados de gestionarlo- respondían de modo directo a la Jefatura de Gabinete.

Paladino era el coordinador de Fútbol Para Todos, contratado por Aníbal Fernández cuando era jefe de Gabinete
Paladino fue el coordinador del programa que estatizó las transmisiones deportivas entre agosto de 2009 y diciembre del año pasado y llegó al gobierno de la mano de Fernández, quien lo nombró en ese puesto cuando era jefe de Gabinete de Cristina Kirchner.

Es decir, fue empleado de Fernández cuando éste era jefe de Gabinete, aunque sobrevivió su gestión y continuó en el cargo durante la de Juan Manuel Abal Medina y Jorge Capitanich.

Delhon había sido contratado por la Jefatura de Gabinete al menos desde 2012 y también había caído en la mira por su supuesto vínculo con la financiera Ahlec, que era la encargada de cambiar los cheques de la AFA.
A eso apuntó ayer la diputada electa por Cambiemos Graciela Ocaña, quien dijo que aquella financiera será clave para la investigación de “la ruta de dinero del fútbol”.

Ocaña pidió reabrir una causa contra Paladino que asegura que fue cerrada por el polémico juez Eduardo Freiler. “La declaración de las últimas horas de Alejandro Burzaco en Nueva York por el FIFAGate obliga a anular el sobreseimiento y a la reapertura del caso”, advirtió.

En tanto, este miércoles dijo en declaraciones radiales que tanto Paladino como Delhon “cobraron coimas como testaferros” de Fernández y Gabriel Mariotto. Los calificó como “pasamanos” y aseguró que hay pruebas de que “la plata iba más arriba”.

En días de plena tensión, Aníbal Fernández salió ayer en llamas contra Cristina Fernández de Kirchner, publicó una carta en Facebook en la que la destroza y la acusa tácitamente de querer hacer desaparecer el peronismo con un frente “berreta”. Pero además de sus críticas a la construcción política hubo un detalle no menor: se quejó de que “los leales están presos por leales” y defendió a Julio De Vido.

El pedido de Ocaña para reabrir la causa genera alarma en Fernández, al igual que la incertidumbre por las próximas declaraciones de Burzaco, que busca que sus confesiones le signifiquen una reducción de la pena o algún acuerdo, ya que se encuentra bajo libertad condicional. Por eso, se espera que siga hablando.

Mientras tanto en Estados Unidos, Alejandro Burzaco, el ex CEO de Torneos devenido en testigo clave del caso, testificó ayer en un tribunal de Brooklyn que su mano derecha, Eladio Rodríguez, encargado de llevar un registro de los pagos, utilizaba apodos para identificar a los beneficiarios y que los sobornos a los funcionarios kirchneristas se anotaban bajo el nombre de su jefa, a quien, aclaró, nunca le pagó coimas.

Las coimas a Julio Grondona eran pagos al “Papa”. Los sobornos al “Brasilero” estaban dirigidos a Ricardo Texeira. Y el dinero para dos ex funcionarios que manejaban el programa Fútbol para Todos, Pablo Paladino y Jorge Delhon, se anotaban con el nombre “Cristina”, una referencia a su jefa, Cristina Kirchner.

El nombre de la ex presidenta quedó así plasmado en los archivos de la megacausa por el escándalo de corrupción del FIFAgate.

La declaración de Alejandro Burzaco ante la justicia de Estados Unidos aceleró los tiempos en Comodoro Py. El fiscal federal Gerardo Pollicita pedirá esta semana las indagatorias de Aníbal Fernández, Juan Manuel Abal Medina, Gabriel Mariotto y Pablo Paladino por defraudación a la administración pública a raíz de la contratación de los derechos de televisión para transmitir los partidos de la selección argentina, anticiparon fuentes judiciales

También te puede interesar

Revendían entradas para ver a Independiente y fueron detenidos en Lanús

Tres personas fueron aprehendidas por “reventa ilegal” de entradas para el partido de ida de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *