Inicio / Destacado / Un adolescente mató a otro porque aseguró, que quisieron robar en el kiosco de su papá y lo liberaron
Foto ilustrativa

Un adolescente mató a otro porque aseguró, que quisieron robar en el kiosco de su papá y lo liberaron

De acuerdo con el relato del joven de 17, que asesinó a otro de 14, vio a dos chicos que trepaban la pared del local, uno estaba armado y lo amenazó, por lo que decidió tirar. Cómo siguen las pesquisas.

Un adolescente de 17 años mató de un tiro a otro de 14 que aparentemente intentó robar en el kiosco de su padre en la localidad bonaerense de Villa Barceló, partido de Lanús.

El hecho fue dado a conocer en las últimas horas, ocurrió el martes pasado en un kiosco situado en el frente de una casa de Chorroarín al 2800. El hijo del kiosquero estaba con amigos, escuchó ruidos extraños, tomó un revólver que pertenece a su padre y salió a la calle para ver qué sucedía.

Según la declaración que dio el joven a la Justicia, vio a dos chicos que estaban trepando un muro para entrar al kiosco en lo que creyó que se trataba de un robo y le pareció que uno de ellos estaba armado. Al ser amenazado por uno de ellos, les disparó.

Voceros judiciales de Lomas de Zamora dijeron que el muchacho realizó el disparo con un revólver calibre .32 largo marca Doberman, con el que hirió a uno de los supuestos asaltantes, identificado como Gabriel Gómez.

El herido fue llevado en un remis por su amigo a la Unidad Sanitaria General San Martín, de Monte Chingolo, adonde llegó muerto producto de la herida de arma de fuego a la altura del estómago.

La fiscalía a cargo de la investigación dispuso en principio la detención del muchacho que asistió al herido, quien al llegar al centro asistencial contó a los médicos que su amigo había sido agredido a tiros cuando entraron a comprar al kiosco.

No obstante, ante ciertas dudas surgidas de la pesquisa, los investigadores decidieron mantenerlo aprehendido mientras continúa la investigación sobre lo ocurrido.

En tanto, en el lugar del hecho, la policía secuestró el arma del joven que realizó el disparo, en cuyo tambor se encontraron tres proyectiles intactos, y otro revólver que estaba tirado en el patio y que se sospecha que pertenecía al adolescente fallecido.

Además, por orden de la fiscalía, se procedió a tomarles testimonio a los vecinos y se realizaron pericias de dermo-test a los presentes, al tiempo que se trataba de establecer si alguna cámara de seguridad, municipal o privada, pudo captar algún tramo del suceso.

Las fuentes informaron que, tras el episodio, el hijo del kiosquero fue detenido en forma preventiva, aunque 24 horas después quedó en libertad porque para la Justicia, en principio, realizó el disparo en un acto de legítima defensa.

También te puede interesar

Ayer robaron una Suran en Alsina

José Luis Boti  se dirigió a La Gaceta para denunciar que ayer a las 22.30 …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *